Ahora

¿Conoces esa sensación amarga de sentir que tu cuerpo te traiciona? Sí, como lo lees. A veces el cuerpo de uno mismo puede llegar a rivalizar con lo que el corazón siente o lo que desea. Puede jugarte una mala pasada y llevar a cabo un plan bien distinto del que esperabas para ti.

chica cafe

Y sentí que me falló. Y por minutos me vi vencida, agotada, extasiada y sin fuerza. Porque también se acaban las ganas de luchar. No, eso nunca. Pero el miedo puede inundar tu mente y dejarte paralizada. Sin comprender. Sin entender. Jamás había vivido esa sensación de caer al vacío, de nublarse la vista y perder el rumbo. De dejar de ver, de sentir, de perder los cinco sentidos. Y sólo el corazón bombea, y la sangre se mueve por las venas. Creo que lo hace porque vivo.

Estoy recibiendo una lección de vida, y a estas alturas ya no sé si agradecerlo o echarme a llorar. Pero las lágrimas no solucionarán nada, nunca lo hacen. Al contrario, entristecen a uno, consiguen bloquearte y ser incapaz de ver más allá. Ya lo decía Phil Bosmans, si lloras por no haber visto el sol, las lágrimas te impedirán ver las estrellas. Y no sólo eso, sino todo tu mundo de posibilidades. Porque las tenemos, aunque nuestra visión nos limite, aunque las circunstancias también lo hagan. Aunque el mundo entero parezca estar en contra, y tú remando sólo en la dirección equivocada. Y parece que no avanzas. Los brazos comienzan a resentirse, el agua y la fuerza de ella comienza a crecer y tú a debilitarte. Y crees no poder más, y olvidas el motivo que te llevó allí. Comienzas a perder la fe. Quizá no sea el momento, quizá el temporal necesite estar más favorable y quizá eso no dependa de ti.

Pero también se aprende, la vida en sí es eso, aprendizaje constante, de lo peor se saca algo, no puedo decir que lo mejor porque no siempre es así, pero algo sí,  ya sea en forma de experiencia o revestido con otro tipo de conocimiento.

desperezarse

Estoy aprendiendo a aceptar las cosas como son y no como me gustaría que fueran. Y es duro de asimilar. Porque tienes que dejar a un lado tus sentimientos, tu coraza, tus ilusiones y presentarte desnudo. Sin filtros. Sin condiciones. Sin haber estado sometido a ningún tipo de prejuicio. Sin tener la conciencia viciada. Es ser capaz de recibir lo que la vida te trae con los brazos abiertos y la mente predispuesta. Es vaciar el peso de tu mochila y relajar los músculos. Sentirte libre para volar.  Aprender que la vida puede enviarte lo que necesitas con una envoltura que no esperas y no por ello será malo. Todo tendrá su razón de ser. Todo brillará de alguna forma. Quizá simplemente baste con cambiar de óptica. O de momento. O de camino. Hay distintas rutas que llevan al mismo sitio, algunas más complicadas, otras más sencillas. Pero tienes los utensilios necesarios para el desafío. Quizá sea hora de sacar la artillería pesada. Colgarse el machete al cuello, tener la tranquilidad y la seguridad de saber que podrás con todo.

“ A veces necesitamos dejar de analizar el pasado, dejar de planear el futuro, dejar de intentar definir como nos sentimos, dejar de definir exactamente qué es lo que queremos y solo dejar que pase lo que tenga que pasar” Carrie Bradshaw

No se puede condicionar la felicidad a algo concreto, a una fecha exacta. No puedes pensar que determinado acto o momento te salvará.  No puedes esperar que lo que tienes en mente ocurra para comenzar a ser feliz. Es una actitud peligrosa y dañina, porque constantemente te limita a estar sometido a algo o alguien. No haces más que poner tu felicidad en algo que no depende de ti, en algo que no puedes controlar. Y te lo pierdes. A cada paso algo termina para siempre. El momento se extingue. No hay otro. No habrá otro igual. Y tú pensando en tus planes, en lo que hacer en el momento X.  Y es ahora. Ahora es cuando debes sacar la lencería cara que guardas en el cajón de los momentos especiales. Ahora es cuando debes arriesgarte por aquello que sueñas. No esperes al momento perfecto porque no existe. Lo creas tú. Siempre habrán trabas. Siempre alguien estará dispuesto a hacerte la zancadilla. Si no llueve, lloverá. Si no truena,  lo hará. Si no es una excusa será otra. Las mejores toallas se utilizan hoy. El labial con el que te sientes sexy te espera en el neceser al que apenas le has echado mano. La felicidad es una actitud. La perfección está sobrevalorada. Los instantes, la dedicación, la magia que evoca cualquier nimiedad es lo verdaderamente importante. El aquí, ahora. La decisión. La fuerza de poder con todo, incluso con un vendaval.

marilyn playa

“La vida no es sino un río de cosas que pasan y se pierden. Veo una cosa por un instante, y ya pasó; y otras y otras pasarán… Pronto me llegará la orden: -Te has embarcado; has navegado; has llegado; desembarca.” Marco Aurelio.

Vale ya de buscar razones, encuentra tus propias respuestas. Asume el reto. Cambia de camino, y déjate sorprender por él.

Si te cambian las cartas, cambia de jugada. El verano llega. El sol comienza a calentar. El tiempo libre se multiplica. La risa es más fuerte. Lo bueno sabe mejor. La playa comienza a asomarse desde el horizonte de tu ventana. Las flores brillan con fuerza. Los viajes están para embarcarse en ellos. Puedes retroceder o lanzarte al vacío. Puedes cambiar de táctica y correr lejos o esperar.

Yo te espero al otro lado del charco. ¿Saltas conmigo?

hope

Anuncios

19 thoughts on “Ahora

  1. Yo estoy en ese momento….de cambio, de decepción, dolor y sin saber por donde tirar ni como….luchando conmigo misma y con los elementos para seguir a flote y recuperar mis ilusiones perdidas….todo llegará, espero! Gracias por este post tan necesario como inspirador 🙂 ❤

    Le gusta a 1 persona

  2. Me siento muy muy identificada con este momento. Estoy pasando por una etapa de transformación, de trascendencia, de amplitud, de conciencia… Y duele y a veces se pierden esperanzas en el camino.
    Pero de alguna forma sé que hay una fuerza superior más grande que me mantiene enraizada, que me cuida y protege.
    También hay que saber confiar en eso.

    Gracias!!

    Le gusta a 1 persona

    1. Exacto. Todo tiene su momento, lo bueno y lo malo, y esto también pasará. Absolutamente todo nos aporta algo. Esta racha quizá nos haga crecer, conocernos, ampliar nuestra visión de las cosas. Como bien dices, algo siempre nos protege, no me digas qué, pero yo también se que lo hace. La confianza y la fe jamás debe perderse. Lo bueno también llega.
      Gracias por compartir esto conmigo. Un abrazo fuerte FUERTE.

      Le gusta a 1 persona

  3. Me ha encantado 🙂 y me ha recordado a una entrada que escribí que se llamaba Mi serendipity particular en mi blog . Yo he pasado por un proceso de cambio y ha sido difícil. Dicen que los cambios al principio son así, en medio confusos porque pierdes muchas cosas pero ganas otras que te vienen mejor (pienso yo). Y finalmente son preciosos. Muchas veces nos pasamos durante toda la vida planeando cosas, pensando más en el futuro que vivir el presente, que al fin de cuentas es lo que nos tiene que mover 🙂 Yo espero y deseo que poco a poco te llegue lo bueno que seguro vendrá. Y no dudes que yo salto porque he aprendido en esta vida que el temor a fallar no nos impida jugar. Un abrazo y beso enorme 🙂 nos vamos leyendo 😉

    Me gusta

  4. Lo primero decirte que me ha gustado tu relato. Es bueno. Es intimista, es sincero, auténtico, desgarrado, humano, tierno… Pero me choca una cosa: “Ya lo decía Phil Bosmans, si lloras por no haber visto el sol, las lágrimas te impedirán ver las estrellas”. Me he quedado perplejo porque esa frase yo siempre creí que se le atribuía a Rabindranath Tagore. ¿Me sacarás de mi posible error? Gracias.

    Le gusta a 1 persona

  5. Me ha encantado esta entrada, hace poco nosotras escribimos sobre algo parecido, de las decisiones.
    Me gusta sobre todo esta frase “A veces necesitamos dejar de analizar el pasado, dejar de planear el futuro, dejar de intentar definir como nos sentimos, dejar de definir exactamente qué es lo que queremos y solo dejar que pase lo que tenga que pasar”. Dejar de planear el futuro y dejar que pase lo que tenga que pasar, que fácil es leerlo, y que difícil hacerlo.

    http://echateotro.blogspot.com.es/2016/04/constantemente-estamos-tomando.html

    Nos seguimos leyendo!!

    Me gusta

  6. En muchas ocasiones de nuestra vida nos vamos a sentir como si nos precipitáramos por un precipicio, pero hay que buscar la parte positiva aun que a veces nos cueste encontrarla.
    Yo personalmente suelo tirar de familia y amigos, porque la verdad que te dan la energía suficiente para ver la parte positiva o que te distraigan para no pensar mas en ello, en muchos casos aunque sea doloroso es mejor dejar los problemas a un lado y luchar por lo que verdaderamente merece la pena!!!

    Un besazooooooo
    http://laventanademara.com/2016/04/25/chaqueta-flecos/

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s